Electroshock

Todos deben estar claros que soy un depravado. Quiero hacer énfasis a que las chicas que nos leen, que seguiremos audicionando para la chica perfecta. Tenemos que admitir que no hemos encontrado dicha chica. De todas, hay una chica del oeste de la isla que nos tiene locos. La mencionamos miles de veces en nuestras sesiones y fantaseamos con sus fotos de Facebook. ¡Lo más interesantes es que está interesada en nosotros! Tiene mucho interés en Ella y en los juegos. El día que se de, esperamos que sea orgasmico de principio a fin. La chica desea experimentar con nosotros y nosotros queremos pervertirla y enseñarle todo lo que podamos. Dicho eso, no nos cerramos a las posibilidades, si deseas que te pervirtamos… ¡escríbenos! Recibimos mensajes al Messenger de FB y al DM de Twitter.

¡A lo que vinieron! Si… me encanta electrocutarla. Todo empieza con mi plan de torturarla. Ese juguete llego a nuestro calabozo por error. Bueno, no por error, si no que ya había comprado TODO lo demás en la vitrina de tortura del “sex shop” al que vamos, así que ese era el último por comprar. Solemos probar los juguetes nuevos individualmente para poder evaluarlos y saber que le gusta y que no le gusta a Ella. Les digo como funciona; los electrodos (chupones) se pegan cerca de donde quieres contraer los músculos. Con el control, mantienes la velocidad y la fuerza de la contracción. Inicialmente, este juguete era un artefacto utilizado en sesiones de terapia física y rehabilitación. Nosotros los depravados le dimos un mejor uso.

Dos de los electrodos encontraron su camino a sus senos. Decidí separarlos solo porque quería que sintiera las cosquillas y no las contracciones. Con cada correntazo, podía ver como arqueaba su cuerpo. Ahora, ¿los otros dos? Los pegue a ambos lados de su vagina. WOW, solo quisiera que sintieran cuán poderoso se siente cuando la penetraba y a la vez sentía como su utero se contraía salvajemente. No podíamos contenernos, es algo indescriptible, tienes que sentirlo para que tengas la experiencia. Llego el momento que sus gritos daban terror cuando subí los controles al máximo. Si… el dolor era evidente, pero funcionó haberla amarrado de piernas y manos. Así, aun aunque se moviera, no podía removerse los juguetes. Creo que eres día tuvimos uno de los orgasmos más fuertes que hemos tenido. Creo que para ese entonces era uno de los primeros días que ya podíamos hacerlo sin preservativos y estoy más que seguro que deposite galones dentro de su estrecho utero.

Si tiene la oportunidad, please, trátenlo. ¡Experimenten, y nos cuentan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: