Sexo Virtual

Las cosas pasan cuando tienen que pasar. Haces unos días, quería “fistearla” a Ella. Aquellos que no saben que significa, es básicamente meterle la mano (anal o vaginal), luego cerrarla y sacar y meterla hasta que tenga su orgasmo. Para que entiendan, esto jamás hace a secas, la dama tiene que estar sumamente lubricada y demás está decir que excitada. Ahora, sabiendo que mi mano es gigantesca para el tamaño de su vagina utilizamos un “butt plug” gigante (de paso, le cabe completo en su ano) pero en vez de utilizarlo anal, lo usamos vaginal.

La escena se ve algo así: Ella acostada boca arriba con sus piernas abiertas hasta el máximo. Ella tiene su vibrador favorito justo sobre el clitoris y yo tengo el juguete entrando y saliendo hasta el punto de sentir resistencia. Todo esto está pasando al mismo tiempo, y como quiero escucharla gritar de placer y dolor, decido meterte un dedo en el ano. Esa es su debilidad, así que lo escupo y sin pedirle permiso lo tiene en el culo. Recuerde que todo esto empezó por que quería meterle la mano entera dentro de sus vagina (🤜). En el segundo exacto que le penetro analmente, Ella grita y gime de orgasmos e involuntariamente empuja su vagina hacia el juguete como buscando que la penetre más profundo. ¿El problema? El juguete estaba hasta lo máximo y ese último empujón le desgarro la vagina por dentro.

– Caliente anoche, mientras cenábamos.

El verdadero problema es que en realidad yo quería desgarrarla ya fuese anal o vagina, pero la realidad del caso es que no había querido. La razón es que Ella es mi pareja y no una chica para usar y descartar. En ocasiones anteriores no tenía problema con usar a mi sumisa al máximo sin importarme si la desgarraba o la lastimaba, sabía que probablemente no volvería a verla. Pero Ella es diferente, es mi bebe. Además de vivir con ella, tengo que velar por su bienestar y seguridad. Así que no había querido desgarrarla aunque ya habíamos hablado del tema. Dicho esto, me asusté un poco por la cantidad de sangre que tuvimos que controlar. Les confieso que me excite pero tuve que para para darle el cuidado que requería. La cuide, la bese, la ame y hablamos acerca de lo sucedido.

Como entenderán, Ella no puede usar su vagina por varios días a lo que sana en su interior. Así que estuvimos buscando actividades alternas para saciar nuestro apetito sexual voraz. Les confesamos que por el contenido de nuestra página hemos tenido un arraigo en las redes sociales como Facebook y Twitter. En estas redes tratamos de aclarar dudas de nuestro estilo de vida y publicamos lo que estamos pensando en ese mismo momento. Es ahí que las redes sociales traen chichas que están experimentando su sexualidad y tienen deseos de tener otras experiencias fuera de las relaciones “vainilla”. Increíblemente tenemos muchas preguntas acerca de la primera vez en la cama. Preguntas a cerca de la tolerancia al dolor. Preguntas de cómo llevar a su pareja a pegarle o asfixiarlas. La realidad es que damos en consejo pero también esto añade a nuestra fantasía, nuestra relación y la meta final de conseguir una sumisa que viva con nosotros para que Ella sea su dueña.

Ahora, a lo que vinimos, hemos publicado varías veces en nuestra redes que queremos hacerlos mientras nos ven por videollamada. La realidad es que la gente piensa que es un timo o que estamos tratando de aprovecharnos de ellos. ¡NO! ¡Nada más lejos de la realidad! En realidad lo hacemos por que somos unos depravados sexuales y nos encanta exhibirnos (🎼 Días de playa, noches de calor 🎶🎵). Así que, los llamados e intentos no siempre han sido fructíferos.

¡Hasta hoy! Siendo que Ella tiene su sexo limitado, decidimos solo masturbarnos. Y… lo publicamos en Facebook. En Segundo tuvimos una chica en nuestro Messenger que sabíamos que quería vernos. Llevábamos semanas hablándonos, pero no se había concretado nada. Alguna fotos, y mensajes explícitos, pero nada más allá. Hasta hoy… ¡le dijimos exactamente lo que estábamos haciendo y segundos más tarde estaba entrando una llamada a nuestro Messenger. La otra chica estaba en un lugar obscuro y no podía hacer mucho, pero Ella se botó. Mientras la “nena” nos veía, “mami” se lo chupaba a “papi”. Se metía mi pene hasta la garganta y sentía su lengua en mis testiculos. No saben lo excitado que estábamos ambos, viendo la chica disimular su excitación por que estaba en público. ¡Fue nuestra primera experiencia virtual! No fue la mejor, por que tuvimos que detenernos a medias, pero tenemos muchas ganas de continuar, no solo con esa “bebe” o “nena”, si no con más!

Así que si te interesa mastubarte con nosotros, síguenos en Facebook o Twitter. ¡Queremos más chicas para masturbar os juntos y experimentar este mundo de manera segura!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: