Mis Depravaciones

-“Cuando me complaces”

De ante mano, les digo que este post es mi confesión. Leerán cosas que hasta hace poco sólo podía discutirlo con mi almohada. Nótese, muchas de estas confesiones solo han sido fantasía y otras, he tenido la suerte de encontrar en Ella un unicornio único que me permite ser yo sin tener que esconderme. No es que me avergüence de lo que me pasa por la mente, PERO, estoy sumamente claro que no podía decirle TODO a mis parejas previas. El depravado en mi sólo mostraba señas… con Ella, uffffff… nos destruimos. Así que iré por punto para que entiendan mi postura.

  • BDSM – Empecémos por lo obvio. Esta es mi mayor depravacion. Dicho esto, el BDSM no se puede practicar igual con todas las parejas. Ojo… una nalgada mientras te las coges es literal el comienzo de un mundo de posibilidades. Se me hace complicado introducir a mis parejas a este tema. Pegarle a una chica sin avisar no es mi forma de ser, pero dialogarlo antes del acto le quita espontaneidad al lacto sexual. Mi truco es sencillo… una palabra de seguridad. Es decir, diálogo con mi pareja y le digo que si en algún momento, el acto se vuelve intenso para su gusto, solo tiene que decir la palabra designada y TODO se detiene. Esto me permite ir escalando los niveles hasta llegar al “threshold” o punto de desición. Usualmente este punto es el de la asfixia. Si la chica tolera que la asfixie, sé que la puedo llevar al próximo nivel. La realidad es que es un tema de gusto… si a la chica le excita, yo la llevo al máximo. Como hombre es un poco complicado ponernos un freno una vez se abren las compuertas de la pasión. Pero el autocontrol es indicio de una pareja sexualmente saludable. ¡Es imperativo que nosotros mantengamos el control! Si ella dice la palabra de seguridad, TODO tiene que detenerse. Luego del acto, tomen su tiempo para hacer una autopsia de todo lo que paso. O sea, que le gusto y que no. Con Ella, NO hay palabra de seguridad. Así que las cachetadas, las mordidas, el dolor y control están presentes en cada acto.
  • Baños Dorados (Golden Shower) – Esto es una sub sección del BDSM. En cualquier otro lugar lo pueden considerar parte de sexo duro o rough sex. Pero para mi en realidad es una expresión de amor. Si me amas, déjame orinarte. ¡En blogs anteriores verán que hay que prepararse! Pero me encanta poder orinarla. La realidad del caso es que Ella solo orina en algunos orgasmo, todavía no e logrado que me orine mientras tiene su orgasmo pero, para eso estamos trabajando.
  • Juguetes – Hombres… si su pareja les dice que quiere traer algún aditamento al acto sexual… ¡NO SEA PENDEJO y dígale que lo va a tratar! ¡Que tu pareja quiera llevar juguetes a la cama no te hace menos hombre! Al contrario, si Ella está complacida, usted se convierte en el hombre que la satisface. ¿Que usamos? Sogas, dildos, vibradores, esposas, amarres, estimulantes eléctricos, etc. En una relación, la comunicación Es importante. Si su pareja no está de acuerdo, pues cool, PERO les recomiendo tratarlo una vez antes de rotundamente decir que no. Jamás sabras hasta que no lo tratas, no puedes decir que no te gusta.
  • Menores (18+) – Antes que me reporten… ¡son mayores de 18 años! Si leyeron nuestra Bio sabrán que no soy un nene. Ella ya tiene venti tantos y yo treinta y tantos… así que no somos nenes. Ahora, fantaseamos con chicas menores que nosotros que tengamos que enseñarle todo lo que sabemos. Nuestra idea es conseguir la esclava perfecta para Ella. Una chica que podamos entrenar para ser la esclava sumisa perfecta para ambos. Nuestra fantasía es que sea virgen, pequeña e inocente. Hay algo tan bellacoso en la inocencia, y estaría cabrón que una chica, con deseos de ser entrenada, se preste para que sea nuestra esclava permanente en nuestro hogar. De más está decir que fantaseamos ambos con esto. La realidad es que la sumisa sería propiedad de Ella y Ella sería dueña de su cuerpo. A mi me basta con mi chica y me mata verla con otras chicas. Al momento, no ha llegado la adecuada, otro unicornio… pero seguimos buscando. En otro blog les cuento de Valery (nombre ficticio)… la “nena” de las fantasías de Ella y mias.

En resumen, creo que estas son los grandes grupos de depravación. Obvié el sexo en público, las masturbaciones mutuas, el intercambio de parejas y cosas así… si pasa les cuento!

6 comentarios sobre “Mis Depravaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: