La Primera Vez

…Comeme el culito…

— Ella
  • Soy fiel creyente de que lo que está para uno… pase lo que pase, te va a tocar. Es decir, lo que va a pasar, pasará.Y así comenzó la relación con Ella. Confieso que me enamore de ella de una. Su carisma y seguridad son incomparables y la veo en pocas chicas. Mujeres… aprendan… no hay nada mas excitante que una mujer segura de si misma. La realidad del caso es que comenzamos sin pretextos y sin expectativa alguna. Una simple invitación bastó para que viniera a casa a visitarme. En mi caso, nunca tengo expectativas la primera vez que estoy con una pareja, de esa manera no me decepciono. Llego a casa y tenía su vino y ¡no hay nada mejor que tener su licor favorito! Consejo… hombres… tendemos a ser brutos… dese un break! La realidad es que los varones no controlamos un CARAJO! Son las mujeres que controlan si vamos a la cama o no. AHORA, esta del hombre que se sienta lo suficientemente cómoda para que se libere, experimente y disfrute.
  • Una copa, lleva a la otra y la otra… lleva al beso. Que puedo decir aparte de… deliciosos… me perdí en sus ojos y me encontré en sus besos. La verdadera pregunta es, ¿cómo le dices que eres un depravado y que en realidad quieres amarrarla a la cama, pegarle, asfixiarla y luego venirte en su boca? La realidad es que siempre se me hace complicado y la mayoría de las chicas solo aceptan un porciento de lo que usualmente hago con Ella. NUNCA había podido ser COMPLETAMENTE abierto, pero luego de haber estado un montón de tiempo en una relación vainilla, me canse y decidí ser como soy.

    Llegamos a la cama y algo raro paso… no sentí temor de su parte. Me pegue a ella y le susurré, “no te puedes enamorar de mi”. Acto seguido me dijo, “Comeme el culo”. Lectores… no hay nada mas cabrón que escuchar esa frase de la primera. Les estoy diciendo que por ella estar en sus días, ni tan siquiera masturbarla o comerla le había hecho. Escuchar “Comeme el culo” es la frase más rica que le puedes decir a un amo.

    Le baje su pantalón, y sin lubricarla, la penetre. Sus gritos son ensordecedores… lo cual me hace excitar mas. Sin lubricación, penetrarla la lastima a ella y a mi… pero cuando ella pide más, más yo le doy. Su dolor y placer la llevaron a sus primer orgasmo. JAMÁS había escuchado algo así! ¡JAMÁS! Sus gritos y gemidos me mataron. De una me di cuenta… puedo ser el depravado que soy con ella. Horas… HORAS… HORAS… de sexo anal… pensé que la desgarraba. De la primera supe que pegarle estaba bien… y créanme… le pegue… sin pena… sin quitarle. Le pegue fuerte, y con cada palmada sus orgasmos eran más intensos. Tengo un “problema”, y es que me tardo en eyacular, lo cual me hace durar horas antes de eyacular. De más es decir que estuve HORAS y ella me aguanto.

    La combinación de dolor, placer y orgasmo me hicieron venir en su culo. Esa noche jure que sería como soy… un depravado con ella. Luego de venirme dentro de ella, abrazados, hablamos de todo lo que nos gusta. Esa noche descubrí que los límites con ella no existen. NADA está fuera de límites para nosotros… de todo lo que hemos hecho en el último año sale la necesidad de contarlo. ¡NADIE nos creería, así que se lo contamos a ustedes!

    ¿Próximo blog? El primer juguete… ¡review y la historia de la primera vez que lo usamos!

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: